fbpx

Redignificar o re significar la soledad

Debo confesar que la primera vez que mi terapeuta me puso como tarea: vas a pasar media hora sola a la semana, sin música, sin celular, sin libros, sin televisión, sola de verdad contigo misma, escuchándote y hablándote, me pareció una tarea sencilla; ¿cómo una persona que es adulta no iba a poder hacerlo? ¿cómo alguien que llevaba un proceso de estudio para ser coach y que tenía una cierta consciencia espiritual como Yo, no podría? No me imaginaba ni por asomo lo que me esperaba, la primera vez que me senté a hacer la tarea (siempre he sido estudiosa y metódica) no pasaron 5 minutos y ya no me toleraba, ya me había dicho todas las cosas más fuertes que una persona puede escuchar, ya me había descalificado, había hasta inventado tragedias en mi cabeza, había puesto a funcionar “la loca de la casa” y ya no había retorno.

En solo 5 minutos tuve tiempo de reprocharme, señalarme, regañarme y hasta justificarme, cabe anotar acá, que estaba pasando por uno de los momentos más duros de mi vida, que me estaba divorciando por segunda vez y me estaba enfrentando al miedo más grande que podía tener que era estar SOLA, criar dos hijos y tratando de armar el rompecabezas de mi alma y mis sentimientos, luego de una relación abusiva, destructiva, tóxica, donde yo era la víctima, la pobre, la inocente, es por eso que en esos encuentros conmigo, frases como: ¿cómo pudiste ser tan tonta? ¿tan inocente’ tan falta de carácter y todas esas cosas que seguramente ustedes también en algún momento se han dicho cuando creen que pierden en una relación-

Pero volvamos al centro de este escrito, o más bien a mi última frase “cuando creen que pierden” porque nos han vendido la soledad como un fracaso, una palabra triste, una derrota y yo también me compré ese significado por un tiempo, hasta que descubrí que no hay nada más equivocado.

Después de un tiempo sola de das cuenta que tú discurso empieza a cambiar, ya no te juzgas tan fuerte ni a los demás tampoco, entregas el papel de víctima y miras con otros ojos las situaciones que te llevaron a eso, te das cuenta que en la vida, no hay culpables, pues tú también lo permitiste y asumes tu responsabilidad.

Sobretodo, al quitarle el papel de víctima a tú vida, te empiezas a ver con otros ojos, te empiezas a admirar por todo lo que has conseguido, por lo que has sido capaz de superar y te vuelves resilente, de das cuenta de tus capacidades y empiezas a conocer tú valor.

Y lo mejor de todo, cuando entiendes tú valor ya no estas para cualquiera, prefieres pasarte un fin de semana leyendo, escuchando música o viendo series, que vivir en drama, que salir con alguien solo por el hecho de estar acompañado; empiezas a valorar el espacio donde vives, amas esas citas contigo mismo que tanto odiabas, donde antes te juzgabas ahora piensas en ti, organizas ideas, piensas en el futuro, incluso aprendes a quedarte solo en silencio contigo mismo, disfrutando simplemente de ese ser que eres tú, sin palabras, sin reproches, sin necesidad de palabras, porque encontraste tú centro y te sientes en paz.

La soledad esa que antes temías cobra otro significado, es un momento valioso, disfrutables y una oportunidad de re diseñarte.

Por eso hoy quería escribir de esto, para redignificarla, para sacarla del baúl de los malos sentimientos y momentos, del estigma negativo y valorarla como la gran oportunidad que es.

En este momento ¿estás solo? Pues aprovéchalo, vívelo, disfrútalo.

Y para quienes preguntan ¿vas a estar entonces sola el resto de tú vida? ¿quién te va a cuidar y acompañar en el futuro? Los hijos crecen y se van… pues les contesto con honestidad: ¡no lo sé! Pues dejo también que la vida me sorprenda, creo firmemente en el amor y tengo confianza en la gente, pero por ahora pienso atesorar, valorar este momento, agradecer lo que la soledad me ha hecho crecer, y sobretodo amar la única compañía que voy a tener toda la vida: Yo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ShukraanLogo

Shukraan.Club · Todos los derechos reservados. 2020